Saltar al contenido

Pulimento para cristales

pulimento-para-cristales

El vidrio y los cristales de puertas y ventanas de nuestro vehículo, casa o de algún objeto, pueden deteriorarse por diversos factores como roces, que producen arañazos  o impactos de cualquier tipo que provocan grietas. En estos casos será necesario realizar un pulimento de cristales para repararlo.

Mejores pulimentos para cristales

Podemos reparar y pulir la superficie del cristal de cualquier tipo. Por ejemplo, podemos hacer un pulido de cristales de coche eliminando aquellas rugosidades e imperfecciones ocasionadas.

Hay que indicar que el pulimento para cristales presenta diferencias respecto al de otros materiales toda vez que el cristal es un material bastante delicado  por lo que no se deben utilizar productos que no estén específicamente fabricados para estos materiales.

Tipos y productos de pulimento

Podemos encontrar diversos tipos y productos de pulido. Dependiendo de la superficie se usará uno u otro. No será lo mismo el producto para un cristal translúcido, que para uno transparente, el de un espejo o para quitar arañazos del parabrisas del coche. 

Tipos de pulido

Se puede clasificar en muchos tipos en función del tipo de cristal, la profundidad o resultado del pulimento, o bien, del empleo o no de una máquina pulidora. El pulimento puede hacerse:

  • A mano, tras verter el líquido o sustancia pulidora en una esponjilla o bayeta de microfibras y esparcir sobre la superficie afectada. Si hay que pulir un área pequeña será mejor hacerlo manualmente.
  • Mediante máquina pulidora. Existen herramientas pulidoras mediante discos de velcro. Este método es más adecuado para espacios más grandes.
pulido-de-cristal

Productos para pulir cristales

Hay un amplio abanico que va desde  líquidos, pastas, geles y cera para cristales de pulimento a máquinas eléctricas.

Los líquidos y cera para cristales deben llevar óxido de cerio, necesario para un pulido perfecto gracias a su reacción y composición química. Destacamos los siguientes:

  • Carpro Ceriglass Kit, ideal para pulir a mano aunque también se puede usar con una herramienta.
  • Visbella kit de restauración de faros, es un kit completo y de fácil uso, con instrucciones en español,especial para pulimento de faros de coche desgastados.

Este tipo de geles tienen un precio que oscila entre 15 y 20 euros. Si bien nos hemos referido a los kit que tienen lo necesario para hacer el pulimento (líquido,  espinillas, etc). Se puede comprar cada uno de los elementos por separado, sin embargo, si no estamos habituados a estas preparaciones, recomendamos adquirir un kit completo.

Respecto a las pulidoras eléctricas, también requieren el uso de líquidos. Además, deben utilizarse con discos velcro, con soporte de esponja y con mineral de carburo de silicio. Tenemos de dos clases:

  • Pulidora circular  o rotativa. Suelen tener bastante potencia y velocidad para un pulido más profundo y mejor acabado. Este tipo de máquina requiere mayor destreza en su uso y no es muy recomendable para superficies delicadas.
  • Pulidora orbital o rotorbital. Más recomendable para personas sin experiencia de uso o con muy poca, ya que suelen pesar menos y su manejo es más sencillo. Es menos potente para realizar pulimentos más superficiales.
  • También podemos encontrar máquinas específicas para determinadas superficies  como por ejemplo  para realizar pulimentos para faros de coche, que se adapta perfectamente a la forma redondeada que puede el faro.

En todos los casos aconsejamos que regulador de velocidad para adaptar la misma a la superficie concreta.

Pulimento para faros de coche

Los cristales de los faros del coche pueden sufrir la erosión bien por impactos o bien por la climatología. Esto supone que en estos se forme una neblina que produce opacidad y reduce su iluminación comprometiendo la seguridad de la conducción aumentando el riesgo de multas y accidentes.

Mediante unas sencillas operaciones podemos pulir la superficie evitando así cambiar los cristales.

Cómo se realiza el pulido

La técnica dependerá de si se quiere realizar de manera manual o con pulidora, de la superficie, tipo de cristal, de la profundidad y del daño a reparar. No obstante, las variaciones no son significativas ya que hay unos pasos comunes en el procedimiento.

Pulir manualmente

Basta con verter el líquido, gel o pasta en la bayeta de microfibras o esponjilla y proceder esparcir sobre la zona a aplicar con movimientos circulares repetidas veces.

Después limpiaremos la zona con agua o limpiacristales y comprobar si procede repetir el procedimiento nuevamente.

Pulir con una pulidora orbital o rotativa

La técnica tiene varios pasos y vamos a aplicarla para el caso concreto del pulimento para faros de coche:

  1. En un momento inicial o previo, prepararemos el cristal mediante la oportuna limpieza del mismo. De este modo será mucho más fácil localizar las partes accidentadas en la superficie ya que en algunas ocasiones éstas son de difícil visibilidad. Por lo tanto pasaremos agua con jabón, aclararemos y secaremos.
  2. Protegeremos las zonas y elementos adyacentes a la zona de pulimento. En este punto recomendamos delimitar la zona con cinta de carrocero.
  3. A continuación procedemos a realizar un lijado del faro. Es necesario realizar varias pasadas cada una con disco de lija diferente:A)  La primera con grano disco abrasivo de grano de 150 o 180, con mineral de carburo de silicio. B) La segunda con granos abrasivos de mayor numeración (de 250 a 500). Esto sería un lijado más profundo.C) Un tercer pulimento con grano abrasivo de 500D) Para finalizar utilizar un grano abrasivo de 1000.En todos los casos se mojará en agua y se aplicará con movimientos circulares de forma constante pero sin aplicar demasiada fuerza.
  4. Después de las tareas de lijado procederá limpiar la superficie para retirar la viruta generada.
  5. Después de las tareas de lijado procederá limpiar la superficie para retirar los restos y polvo generados.
  6. Lijada y limpiada la superficie es el momento de utilizar líquido de pulimento para faros y pasar la pulidora.
  7. Para finalizar se limpiará nuevamente la zona con agua o limpiacristales y se retirará la cinta de carrocero que pusimos para proteger y delimitar el área de trabajo.

Recomendaciones de uso

Siempre es aconsejable realizar una pequeña prueba para verificar que el pulimento funciona correctamente y no daña la superficie.

Desde el punto de vista de la seguridad personal y, teniendo en cuenta que emplearemos una pulidora eléctrica y elementos abrasivos así como líquidos con compuestos químicos, recomendamos el uso de guantes, gafas de protección ocular y mascarilla nasal. Así, nos protegeremos tanto del polvo de cristal que puede saltar como de los olores que se pueden desprender.